“La Sexualidad: el mejor regalo” …


errores-del-hombre-al-seducir-a-una-mujer

Detalles Publicado: Viernes, 25 Abril 2014 10:31 Escrito por Super User

La Sexualidad: Mi Mejor Regalo…

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. (Génesis 1:26a, 27, 28a, 31a RVR60)

Estoy plenamente convencido de que la persona que se inventó eso de que el sexo es del diablo, es el mundo, es pecado y es malo, ni era cristiano ni había leído la Biblia.  Desde tiempos inmemoriales nos han enseñado, de forma errada claro está, que la sexualidad es diametralmente opuesta a la espiritualidad.  La realidad es que la línea entre lo espiritual y lo sexual no es finita, sino transparente.  Por algo nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo. Ahora bien, sí tenemos que aclarar que una cosa es la carnalidad, o sea, los deseos de la carne, y otra la sexualidad.  La primera de ellas es contraria a todo lo que sea conforme a la voluntad de Dios.  En cambio la segunda fue creada y debidamente diseñada por el creador.  Cuando Dios vio que todo era bueno, ese todo también incluía la sexualidad.  Y no sólo es buena, sino buena EN GRAN MANERA y más si la practicamos conforme a Su propósito.

Siguiendo nuestra travesía a través de las páginas de la Biblia, pasamos al Nuevo Testamento donde, según el Evangelio de Juan, el primer milagro que realizó Jesús fue cuando convirtió las tinajas de agua en vino en una boda en la ciudad de Caná de Galilea (Juan 2:11). De los Evangelios proseguimos a las cartas Paulinas para encontrar que en la misiva dirigida a los Efesios (5:21-33) el Apóstol convoca a los esposos a que amen a sus esposas de la misma forma en que Cristo amó la Iglesia.  Para cerrar con broche de oro, en el último libro de la Biblia, el vidente narra que al final de los tiempos celebraremos no la coronación ni la graduación, sino las bodas del Cordero.  ¿Y qué viene después de la boda?  Por supuesto, la luna de miel.  Imagínate cuán importante es para Dios la unión sexual entre un hombre y una mujer que utiliza esta misma imagen para referirse a la unión espiritual entre Cristo y la Iglesia.

Ante la falta de una educación sexual saludable con base bíblica desde la Iglesia, muchas almas han sido seducidas por las fábulas mundanas del libertinaje sexual.  La mayoría de los autoproclamados sexólogos modernos, sabiendo de la comezón de oír que tienen muchos, venden el placer como el non plus ultra del acto sexual.  Promueven la política sexual del mundo que fomenta la búsqueda del placer como el único propósito de la experiencia sexual.  Esta es una postura estrictamente egocéntrica que invita al ser humano a diligenciarse el placer por todos los medios posibles y disfrutarlo al máximo, incluso a expensas de otro.  Es muy común oirles decir: “Si te gusta, disfrútatelo, gózatelo y olvídate de lo que opina la gente”; “A fin de cuentas es tu cuerpo, es tu vida”.  Esto no es mas que una forma de disfrutar de lo mejor de la sexualidad, pero sin asumir las debidas responsabilidades. Cuando analizamos la política sexual Bíblica encontramos que de acuerdo al diseño divino de la sexualidad, la búsqueda del placer no es el fin ulterior de la experiencia sexual.  Desde un punto de vista estrictamente biológico, la función básica de la sexualidad es la reproducción del ser humano.  Como parte del proceso de la reproducción a través de la concepción, disfrutamos del placer sexual como consecuencia de la experiencia orgásmica.

Lo interesante de todo esto es que el disfrute del placer sexual es solamente el efecto secundario del propósito principal del orgasmo, la concepción.  En el caso de nosotros los varones, el orgasmo permite que el fluido seminal llegue a su destino a través de la contracción de los músculos del área pélvica.  Para poder cumplir con su parte en el proceso de la concepción, el semen tiene que salir expulsado con presión para ayudarle a llegar al fondo del tracto vaginal.  En el caso de la mujer, los espasmos musculares propios de la experiencia orgásmica tienen varias funciones.  La primera de ellas es crear un movimiento ondulado en el tracto vaginal para colaborar en la transportación del semen hasta el final del tracto.  El segundo efecto de las contracciones y espasmos musculares es el movimiento que hace que el útero suba y baje en repetidas ocasiones con el propósito de sumergir el cuello o la cerviz del útero en el semen acumulado al final del tracto vaginal. De esta forma el orgasmo femenino se asegura de proveer los medios para que los espermatozoides se peleen por ver quien logra penetrar el óvulo primero.  ¿Que todo este proceso causa un placer inefable? ¡Amén! ¡Gloria a Dios!  Pero esos son sólo los efectos secundarios.  ¿Y cuál entonces es el propósito del placer sexual?  Dios nos concedió la capacidad de experimentar el placer sexual por que de esta forma nos motiva a continuar haciéndolo y por ende, cumplir con el mandato de fructificar y multiplicar.  Si te gustan las sensaciones que te causan los orgasmos, vas a querer volver a hacerlo. ¡Claro está, dentro del contexto del matrimonio!

Por último y no menos importante, otro de los propósitos del acto sexual es crear un vínculo sellado por el amor entre ese hombre y esa mujer.  Es a través de la unión de estos dos seres, de sus respectivos espíritus, almas y cuerpos, que se alcanza la intimidad.  Y cuando hablo de intimidad me refiero a eso que es más profundo y permanente que la experiencia orgásmica.  Sin intimidad, el orgasmo es una mera descarga física, una experiencia corporal, que nunca logrará satisfacer tu mayor necesidad.  La necesidad de ser amados.  La intimidad alcanza unas dimensiones que sobrepasan la frontera de lo sexual, de lo físico.  La intimidad se diversifica de forma holística a través de lo emocional, lo espiritual, lo cultural, lo intelectual y por supuesto lo físico.  Es por eso que considero la sexualidad como un don divino, un regalo de parte de Dios.  Él nos creó como seres sexuales sabiendo que íbamos a disfrutar de la sexualidad conforme a su propósito.  Me imagino que a esto se refería el sabio cuando escribió: “Sea bendito tu manantial, y alégrate con la mujer de tu juventud, como cierva amada y graciosa gacela. Sus caricias te satisfagan en todo tiempo, y en su amor recréate siempre” (Proverbios 5:18-19).

Cita Bibliográfica:

Super User (2014) “La Sexualidad: el mejor regalo” [comentario en el blog:

“Espiritu, Alma, Sexo” del Dr. y Rev. José F. Colón.] URL:

http://www.espiritualmaysexo.org/index.php?

option=com_content&view=article&id=25:la-sexualidad-el-mejor-

regalo-aunque-no-haya-sido-en-navidad&catid=13&Itemid=120

Fecha de consulta: jueves, 12 de febrero del 2015 ; UPRM.

Anuncios

Acerca de elfaroestaencendido

En este blog encontrarás información sobre las actividades, recursos, servicios e instalaciones de la Iglesia Evangélica Faro de Luz en Mayagüez. Únete a la discusión y déjanos saber tus impresiones. Este espacio, de elfaroestaencendido es para que te enteres de las últimas noticias, seminarios, talleres, congresos, simposios, conversatorios y adiestramientos llevados a cabo por los miembros y feligreses de la Iglesia. El “Blogs” te proveerá las herramientas adecuadas para iniciar o completar el conocimiento de todo lo que quieras saber y de los últimos acontecimientos a la luz de la palabra de Dios. Un faro encendido en Mayaguez para alumbrar a todos los extraviados, tristes y sin esperanza Nuestra Visión: Somos una iglesia con propósito. Queremos impactar nuestra ciudad; levantando estructuras para edificar hombres nuevos, mediante los principios de la palabra de Dios, el amor de Jesucristo y el poder del Espíritu Santo. Nuestra Misión: Llevar a las personas al conocimiento de Jesucristo y a la madurez espiritual creciendo en los cinco principios de una iglesia con propósito: Adoración, Compañerismo, Discipulado, Servicio, Evangelización. Un faro encendido para alumbrar a todos los extraviados, tristes y sin esperanza.
Esta entrada fue publicada en Conferencia, Conocimiento, Dios, Espíritu Santo, Estudio Biblico, Familias, Iglesia, Información, Jehová, Jesucristo, Jovenes, Matrimonios, Padres, Salud, Sanidad, Vida y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s